Diamonds Are Forever
Conectarse

Recuperar mi contraseña

status
Staff
~Para enviar MP solo da click en la imagen
Últimos temas
» # Blind Thoughts { Afiliación Normal || Pjs Cannon Disponibles }
Sáb Jul 30, 2011 10:21 am por Invitado

» El mandato de la rosa (Elite)
Sáb Jul 30, 2011 8:17 am por Juliette J. Ferdinan

» Dreams in New York {foro NUEVO; PJ cannon DISPONIBLES} [Elite]
Sáb Jul 30, 2011 8:15 am por Juliette J. Ferdinan

» A day in life (Daniel)
Vie Jul 29, 2011 10:19 pm por Daniel Chevalier

» Mundo Famosos (Afiliación Normal) (Nuevo Foro)
Vie Jul 29, 2011 11:43 am por Invitado

» Show me how you burlesque
Miér Jul 27, 2011 5:12 pm por Aleksandra Brooks

» Corruption in Milan [normal]
Mar Jul 26, 2011 10:06 am por Invitado

» Break The Prophecy {Recien Abierto} Foro Nuevo
Lun Jul 25, 2011 4:12 pm por Invitado

» Next Gossip Girl {Elite}
Lun Jul 25, 2011 2:11 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 3:01 am.
Afiliados Élite

Casting Sebastian Rutledge

Ir abajo

Casting Sebastian Rutledge

Mensaje por Sebastian Rutledge el Lun Jul 11, 2011 12:02 am

Nombre de Personaje:
Sebastian Rutledge

Casting:
Sentir el sol quemándote la cara, un despertar rudo y el dulce olor del Whiskey regado por toda la habitación, evidentemente era un día como cualquier otro en Manhattan, días en los cuales los negocios pasaban a ser el desayuno, las reuniones el almuerzo y las fiestas las cenas, todo involucrado en la vida de un gran empresario como yo. Estaba casi cansado de toda aquella realidad, oír mi apellido en bocas de todo el mundo, todos pendiente de lo que hacía en mi vida y de lo que NO hacía, porque para eso era la gente, solo para criticar tu existencia y tratar de hundirte sin ellos importarles la suyas.

¿Qué pensaba la gente realmente de mí? Era triste saber que mi dinero impulsaba las creencias de las demás personas, que sin él, no fuese nada en esta vida… probablemente un pobre perdedor que deambulaba por las calles, pidiendo trabajo en que sabe que porquería de establecimiento. Mi pensamiento era algo irracional, era el rey de la arrogancia, y es que en eso debía convertirme, ¿Qué esperaba la gente que hiciera? ¿Qué fuese el niño bueno y rico que donaba todo a caridades mientras repartía flores en las calles? Eso era de estúpidos y sin sentido, ninguno hacíamos eso, y si lo hacíamos era por pura conveniencia. Tenias que ser más fuerte que ellos, escalar mas montañas, estar arriba para luego pisotearlos con tu poder, esa era la realidad de ser un Rutledge, alguien sediento de poder, poder, poder y más poder, no deseaba mas otra cosa… excepto…

-A ver, son las nueve y ustedes todavía se encuentran aquí?- grite, volteando hacia los lados, viendo dos motas de cabellos rubios despertándose por mi estruendo -Váyanse de aquí zorras!!!- grite con un tono de repudio mientras las chicas salían disparas de la cama, agarrando sus cosas y atravesando la salida más cercana. Suspire fuertemente para luego pararme entre sabanas de algodón y poner mis pies en aquellas pantuflas de fino pelaje, pasando por el pequeño bar que quedaba a pocos metros y con mal humor, estirar mi mano hacia la botella de cristal, sirviéndome una copa de tan sustancia que me hacia feliz, llevando el fino borde a mis labios y saboreando aquel dulzor de alcohol que emanaba del vaso, para luego recorrer mi habitación y posarme en la gran ventana, observando como la ciudad se movía desde aquella altura, tal y como dios apreciando sus creaciones.

Si, por muy estúpido y débil que fuese ese pensamiento, me faltaba ella, su sonrisa, su figura, su soberbia, su porte… todo me volvía loco… ¿Como era capaz que todo lo que tanto me gustaba y lo que más odiaba cupiese en una persona?, era como el demonio oculto en tal delicada piel angelical, una caprichosa que solo deseaba lo mejor para ella… Una persona capaz de poseer unos sentimientos a los cuales no quería seguir solo por tener un status y por el miedo a caer en la lengua de la sociedad ¿Es que así no éramos todos?, lo cierto es que prefirió enrollarse con el bastardo de Chevalier… de solo pronunciar su apellido me provocaba nauseas y unas ganas enorme de lanzar todas mis empresas contra las suyas… algo que era prácticamente un suicidio, ya que su renombrada familia no era más que parte de la nobleza francesa.

-Le deseo la muerte...- en ese momento me di cuenta de una ruda realidad, aquel vaso que sostenía se resbalo de mi mano, cayendo fuertemente en el suelo, apreciando aquel sonido puro del cristal quebrándose en un sonido hueco que hacían ecos constante. Mi vista quedo paralizada, no me dignaba ni de agachar la cabeza para observar aquel desastre que había cometido… Atónito por aquella realidad que estaba a punto de decir y que por más que tratase, no podía retener aquellas palabras de mis labios, tal y como un fulgor en mi boca, quemándome toda la garganta -Estoy… enamorado…- no podía creer aquello, siempre actuando de aquella manera para estúpidamente darme cuenta que sentía algo mas por ella… bueno, siempre lo había sentido, aunque nunca me había dignado en decirlo…

Me maldije mil veces por aquello, llevando mi mano a mi frente y pasándola lentamente por mis cabellos, si, estaba preocupado… preocupado porque mi chica la disfrutaría otro hombre que no fuese yo, otro hombre que capaz y no la complacía como yo lo hacía, y es que negar aquello solo eran palabras sin sentido. Yo, yo, yo era el mejor hombre para ella, y ella lo sabia… ¿Por qué irse a los brazos de otro tipo? ¿Acaso no se conformaba conmigo? Olvidar por todo lo que pasamos para darnos cuenta que éramos el uno para el otro… negando aquel hecho como si fuese una etapa más de su vida… como queriéndome olvidar con el tiempo… pues, yo no me conformaba con eso… y si tendría que matar al tipo ese para que ella fuera igual de infeliz como yo, lo haría sin ningún remordimiento, mis leyes eran claras, si yo no era feliz, ella tampoco lo iba a ser -Te maldigo, Hayes, te maldigo por convertirme en un hombre infeliz…-


¿Por qué deseas este personaje?:
La verdad es un personaje muy divertido que nunca he tenido la oportunidad de probar, una especie de "malo" oculto tras una rudeza para no dejar que lo pisoteen. No deja que nadie interfiera con sus asuntos hasta que una persona logro cambiar esa forma de ser... una persona parecida a el que solo lo hace confundir, alterando sus frías decisiones tan solo por un capricho.

Buahh seré sincero con ustedes, quiero ser malo mujajaja xD
avatar
Sebastian Rutledge

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Localización : Nueva York

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting Sebastian Rutledge

Mensaje por Ms. Diamond el Lun Jul 11, 2011 12:10 am

Pues felicidades Sebastian. Creo que lo hiciste muy bien.

Casting APROBADO


Bienvenid@ a Diamond is Forever Invitado
Esperamos que tu estancia en el foro sea de lo más agradable. Por favor:
~Lee las reglas
~Escoge o crea tu personaje
~Diviértete.
avatar
Ms. Diamond
Admin

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 01/07/2011

http://diamondisforever.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.